(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

Lección 6 

El desafío de sus dichos 

MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO 
El sábado enseñaré... 

Texto Clave: Mateo 4:4 
Enseña a tu clase a: 

1. Saber que muchas de las cosas que Jesús dijo no estaban en armonía con las 
normas de su tiempo. 

2. Sentir que la necesidad de aplicar los principios encerrados en las palabras de 
Jesús a nuestra vida diaria. 

3. Hacer que sigamos los dichos y las enseñanzas de Jesús, aun los que no son tra- 
dicionales. 

Bosquejo de la Lección 

I. Los "dichos" de Jesús 

A. Jesús dijo muchas cosas que eran enigmáticas y contrarias a las creencias po- 
pulares y a las conductas tradicionales. 

B. Uno de los "dichos" de Jesús que es difícil de entender trata del tema del divor- 
cio. (Ver IVIaleo 19:3-12.) 

C. No deberíamos permitir que surjan conflictos o disputas sobre los dichos de 
Jesús que son difíciles de entender o interpretar. 

II. Palabras no convencionales 

A. Jesús enseñó cosas que no eran convencionales con respecto a temas como el 
perdonar a otros, obtener riquezas y alcanzar la perfección. 

B. El Señor enfatizó la importancia de amar a Dios más que a la familia. 

C. Jesús también habló de poner el Reino de los cielos por encima de las preocu- 
paciones terrenales. 

Resumen 

IVIuchos de los dichos de Jesús eran muy controversiales porque no se adecuaban a 
las tradiciones populares. Aún hoy, algunas de las palabras de Jesús parecen difíciles 
de seguir y duras de aplicar a nuestra forma "normal" de vivir. Deberíamos evitar las 
controversias sobre estos dichos poco usuales de Jesús, al intentar aplicar los princi- 
pios que están detrás de las palabras a nuestra vida diaria. 



Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



Ciclo natural de aprendizaje 



SOLO PARA LOS MAESTROS: Muchos que escucharon enseñar a Jesús encontraron que 
ciÓN NO es mejor actualmente. ¿Por qué es importante que p 



Jesús no presentó algunos paliativos. Su enseñanza era dura y a menudo se oponía a 
lo que se consideraba normal. Considera las Bienaventuranzas, por ejemplo. ¿De qué 
manera desafían nuestra cultura y nuestros tiempos? 

Analiza algunas actitudes posibles que una persona puede tener hacia las enseñanzas 
de Jesús: a) admirarlas como las meditaciones de un idealista; b) abandonarlas porque 
exigen normas demasiado altas para que cualquier mortal pueda alcanzarlas; c) tomar 
las que armonizan contigo e ignorar las otras; d) aceptarlas como los principios de su 
Reino y procurar obtener el poder para seguirlas. 




SOLO PARA LOS MAESTROS: Los dichos de Jesús son 

QUE EXIGÍA UNA TRANSFORMACIÓN Y A MENUDO LA MUERTE AL PASADO. MIENTRAS TU CLASE RE- 
PASA ALGUNOS DE LOS DICHOS DIFÍCILES, CONCÉNTRATE EN LO QUE REALMENTE JESÚS ESTABA 
TRATANDO DE DECIR Y NO SI SU ENSEÑANZA ES REALISTA EN EL CONTEXTO DE HOY. 



Comentario de la Biblia 

Dos mil años después de que el pronunció su mensaje, los dichos de Jesús siguen 
consolando, dejando perplejos y desconcertando a las personas. "Si no coméis la carne 
del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre [...]", dijo Cristo a sus discípulos. Y la reacción 
de ellos fue la misma que la nuestra hoy: Esto es un dicho difícil. "Bienaventurados los 
pobres", dijo él, pero nuestro mundo desprecia a los pobres y procura alcanzar su feli- 
cidad con la abundancia material. Así que, ¿cómo debemos relacionarnos con estos di- 
chos difíciles? Considera unos pocos de ellos que corresponden al discipulado, al estilo 
de vida y a las relaciones. 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



I. El desafío del discipulado 

El discipulado comienza con la muerte y la negación. "Os es necesario nacer de nue- 
vo", dijo Jesús (Juan 3:7). Nicodemo respondió en nombre del mundo: "¿Cómo puede 
hacerse esto?" (versículo 9). El llamado a un nuevo nacimiento es un llamado a la 
muerte del viejo yo. Sin abandonar el viejo yo, no tenemos la posibilidad de abrazar al 
nuevo. La muerte precede al discipulado, y de allí el ultimátum de Jesús: "Y el que no 
lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo" (Lucas 14:27). ¿Por qué 
esta demanda es tan dura de aceptar? ¿Estaba Jesús esperando demasiado? ¿No hay 
otra alternativa que llevar la cruz? 

El discipulado involucra poner a Jesús por encima de todos los intereses, incluyendo a 
la familia de la persona. Jesús define a la familia no en términos de sangre, sino en 
términos de hacer la voluntad de Dios (Lucas 8:19-21 ). Si este es un dicho difícil, con- 
sidera el siguiente: "Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e 
hijos, y hermanos y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo" 
(Lucas 14:26). ¿Significa esto que Jesús quiere que nosotros activamente odiemos a 
nuestra familia? Lejos de esto. ¿No proveyó Jesús para su madre, aun mientras colga- 
ba de la cruz (Juan 19:25-27)? ¿Y no ordenó él que amemos a todos? ¿Qué significa, 
entonces, este pasaje? Cristo demanda nuestra lealtad absoluta e incondicional a él 
como el Señor de nuestras vidas. Nada -ni padres, ni hijos, ni el yo- puede tomar el lu- 
gar de Cristo en la vida de un discípulo. Él es la primera prioridad de la vida. 

II. El desafío de un estilo cristiano de vida 

"Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto" 
(Mateo 5:48). En el centro del Sermón del IVIonte está este mandato. ¿Espera nuestro 
Señor que estemos sin pecado, que seamos moral y éticamente perfectos? ¿Puede al- 
guno ser perfecto como Dios? Si nadie lo puede, ¿por qué dijo Jesús lo que dijo? To- 
mando este pasaje, algunos alegan que debe vivirse una vida sin pecado aquí sobre la 
tierra. Para ellos, la ausencia total de pecado es un objetivo alcanzable. Un llamado así 
a la perfección moral puede realmente ser un dicho duro. No obstante, el contexto (IVIa- 
teo 5:43 en adelante) declara a lo que Jesús apuntaba: Ser como el Padre. Amar a to- 
dos como él ama. Ser misericordiosos como él (Lucas 6:36). La vida no es una batalla 
de ingenio; es una relación para ser vivida. Considerado de este modo, el dicho no es 
tan difícil después de todo; pero, practicarlo ciertamente no es fácil. 

El perdón es otro desafío en el discipulado. No obstante, el perdón es lo que hace posi- 
ble la vida cristiana. El evangelio es el mensaje de perdón de Dios, y el perdón desem- 
peña una parte importante en la enseñanza de Cristo. Lo dispuso como una parte 
esencial de la vida de oración (IVIateo 6:12). De hecho, allí y en Mateo 18:35 Jesús vin- 
culó el perdón de Dios hacia nosotros con nuestro perdón hacia otros. El evangelio no 
deja lugar para el desquite. A la pregunta de Pedro de que si siete veces es un límite 
razonable para perdonar a alguien, Jesús respondió: "No te digo que hasta siete veces, 
sino hasta setenta y siete veces" (Mateo 18:22, NVI). Tanto esta declaración como la 
anterior, de poner la otra mejilla (Mateo 5:39), hacen que la vida cristiana no sea es- 
pecíficamente fácil. No obstante, en estos dichos, ¿está Jesús bosquejando lo imposi- 
ble como una guía para la conducta cristiana? ¿O está diciendo que si el amor de Dios 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



habita en el corazón de una persona, ese amor puede hacer lo que humanamente es 
imposible? ¿Son sus dichos una medida para ver la capacidad humana o es la disposi- 
ción divina de darle poder? 

III. El desafío de las relaciones: el matrimonio 

El matrimonio y el divorcio. El dicho de Jesús acerca del matrimonio y el divorcio (Ma- 
teo 19:3-9) es cada vez más difícil en un tiempo cuando el divorcio es tan común dentro 
de la comunidad de la fe. Más que la legalidad del divorcio, Jesús estaba interesado en 
la divina santidad del matrimonio. Encontramos, en la Palabra inspirada, que a) Dios 
estableció el matrimonio; b) el matrimonio crea una unidad indivisible de dos personas; 
c) lo que Dios unió nadie tiene el derecho de separar; y d) la infidelidad es el único mo- 
tivo para el divorcio. Lo que Jesús dijo era tan duro aun para sus discípulos que ellos 
respondieron con desesperación, diciendo: "Es mejor no casarse" (Mateo 19:10, NVI). 
Esta es una razón por la que encontramos difíciles los dichos de Jesús: son inconve- 
nientes sostienen lo que las Escrituras consideran como el ideal y van en contra de lo 
que percibimos como una conducta aceptable. Las normas sociales, las leyes actuales 
o los acuerdos de las partes parecen justificar el divorcio. Dicen: ¿No es mejor que las 
dos personas se separen en paz en lugar de continuar viviendo en una relación que 
daña a ambos? El dilema produce una tensión entre lo ideal y lo real, y se necesita la 
sabiduría y la justicia de Dios para sostener el ideal y soportar la realidad (Maleo 1 9:8). 




SOLO PARA LOS MAESTROS: Mark Twain declaró en cierta ocasión una vez que lo que 

MÁS LE MOLESTABA DE LA BIBLIA NO ERAN LAS COSAS QUE ÉL NO PODÍA COMPRENDER SINO LAS 
QUE ÉL PODÍA ENTENDER. ¿QUÉ DICE ESTO ACERCA DE LA NATURALEZA HUMANA? 



Preguntas para reflexionar: 

1. Considera el pedido de Jesús de que tomemos nuestra cruz y lo sigamos (Mar. 
8:34) y el dicho de Pablo de que debemos morir cada día (1 Corintios 1 5:31 ). ¿Qué 
debería hacer hoy para cumplir esta demanda del discipulado? 

2. ¿Cómo practicó Jesús lo que enseñó? Cita algunos ejemplos. 

3. Mientras que la gente común "le oía de buena gana" (Marcos 12:37), los líderes de 
la religión establecida, los ricos y los poderosos lo encontraban ofensivo y pertur- 
bador. ¿Por qué? ¿Alguna vez te ha parecido que Jesús era ofensivo? 



Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



SOLO PARA LOS MAESTROS: Aprendimos, esta semana, las elevadas normas que Jesús fija 

PARA EL DISCIPULADO. ¿CÓMO DEBERÍAMOS RELACIONAR ESTAS NORMAS CON NUESTRO TESTI- 
MONIO? 



Preguntas de aplicación: 

1. "Muéstrame un cristiano y llegaré a ser uno", dicen a menudo los que admiran las 
enseñanzas de Jesús pero eligen no seguirlo. ¿Cuál es nuestra responsabilidad pa- 
ra contrarrestar este argumento? 

2. Elige un dicho difícil específico de Cristo, tal como volver la otra mejilla (IVIateo 5:39) 
o vender todo y darlo a los pobres (Lucas 18:22). ¿Conoces a alguien que practicó 
estos principios? Seguir estos principios ¿te conducirá a la salvación? 



Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarlos_EscuelaSabatica